Cooperativas Freelance “Nuevos modelos de facturación”

Entrevistamos a Fermin Aria Garcia de la Chica, Responsable de Freelance.es.

freelance SCM¿Cómo veis la situación actual de los autónomos en España?

 Nuestra cooperativa se dedica especialmente al mundo de la comunicación audiovisual. Las productoras en muchas ocasiones están evitando contratar en nómina para ahorrar el pago de los seguros sociales. Quienes trabajan para estas empresas se ven obligados a facturar por cuenta propia. Esto supone darse de alta como autónomo, pagar unas elevadas cuotas de seguridad social todos los meses y una gestoría. Se encuentran con el problema de que con estos gastos no compensa trabajar si los ingresos no superan un mínimo.

¿Qué solución ofrecéis para facturar proyectos a los freelancers?

En Freelance SCM damos una alternativa a la facturación de estos trabajadores. Se trata de que en vez de facturar como “autónomo”,  factura como socio de una sociedad cooperativa de trabajo asociado. Esto tiene algunas ventajas: se cotiza a la seguridad social por los días que se trabaja y no por meses completos. Los gastos van en función de los ingresos. Si un mes no se trabaja no hay ningún gasto. Nosotros nos ocupamos de todos los asuntos mercantiles, fiscales,  laborales, seguridad social, etc. Asesoramos a los socios, les proporcionamos la documentación, certificados o informes que precisan. El socio se puede ocupar en hacer bien su trabajo y nosotros del resto.

¿Qué requisitos son necesarios para facturar a través vuestro? ¿Hay algún límite?

 Las condiciones que pedimos son que sean mayores de edad, miembros de la Unión Europea o con permiso de trabajo y que trabajen por cuenta propia en el sector audiovisual, fotografía o comunicación. Está pensado para gente con ingresos bajos, con un límite de 15.000 euros al año.

Al Gobierno le pediría que formaran mejor a sus funcionarios y que les inculcaran que los trabajadores por cuenta propia no somos “sujetos pasivos” o “personas físicas”, sino seres humanos. Que valoren que somos trabajadores sin derechos laborales, sin horarios, ni salario mínimo, ni descansos, ni seguridad, ni paro… Que no traten de exprimirnos hasta la última gota. No queremos ayudas, solo queremos que no nos pongan palos en las ruedas.

Contadnos un poco sobre vuestra historia: ¿Cómo es el equipo?, ¿Cuánto tiempo lleváis y cómo surgió todo…?

Empezamos en 2005. Son ya diez años de experiencia. La idea surge dentro de un despacho de abogados como solución al problema de un grupo de trabajadores que fueron despedidos de una productora y que debían facturar por su cuenta. Creamos la cooperativa, que se convirtió en una opción razonable para afrontar la nueva situación de aquellos, con menor coste que si fueran autónomos. Poco a poco se fue incorporando más gente

Dentro de la administración y gestión somos un equipo de cinco personas fijas, dos temporales a tiempo parcial y servicios externos de informática y abogados. Hemos conseguido un verdadero trabajo en grupo en el que todos nos apoyamos. No existen prácticamente niveles jerárquicos, estamos todos al mismo nivel.

¿Quiénes son vuestros clientes? ¿Cuántos clientes tenéis? ¿Cuánto facturan un cliente vuestro de media?

Nuestros principales clientes son productoras o las mismas cadenas de televisión y radio. Medios de comunicación o estudios. También facturamos a empresas, asociaciones, fundaciones organismos oficiales, etc. Se factura la mayoría dentro del territorio español pero también facturamos en el extranjero.

¿Qué os diferencia de otras cooperativas similares?

Tratamos  de hacer las cosas bien. Somos humanos y por tanto nos equivocamos, pero en general, gracias al buen equipo que tenemos y la experiencia, conseguimos que los socios depositen su confianza en nosotros.

Si el gobierno te concediese un deseo ¿Qué le pedirías?

Les pediría un poco de empatía. Que formaran mejor a sus funcionarios y que les inculcaran que los trabajadores por cuenta propia no somos “sujetos pasivos” o “personas físicas”, sino seres humanos. Que valoren que somos trabajadores sin derechos laborales, sin horarios, ni salario mínimo, ni descansos, ni seguridad, ni paro… Que no traten de exprimirnos hasta la última gota. No queremos ayudas, solo queremos que no nos pongan palos en las ruedas.

¿Qué razón le darías a un nuevo freelance para que venga a tu plataforma?

Lo que les digo a todos los que tienen ganas de trabajar es que no se conformen con enviar curriculums y se sienten a esperar a que les llamen. Sino que decidan qué es lo que quieren hacer. Que inviertan en sí mismos. Que se formen y capaciten en lo que les motive y ofrezcansu trabajo por cuenta propia. Si su actividad es de las que incluimos en nuestra cooperativa que pruebe a empezar a trabajar con nosotros hasta que aprenda a volar solo.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.